La postcrisis, luces y sombras

Artículos de opinión

JUL
24
La postcrisis, luces y sombras

La postcrisis, luces y sombras

Atrás queda ya 2016, un ejercicio marcado de nuevo por la contracción de la inversión pública en infraestructuras, que ha situado al sector de la construcción en unos niveles de actividad comparables a los del año 1984.

Según datos recientes de Eurostat, la inversión pública promedio en infraestructuras alcanzó en España la cifra de 471 euros por habitante en 2014, mientras en el conjunto de países de la Unión Europea se situó en 860 euros; países que, por cierto, también han sufrido los embates de la desaceleración económica y el colapso del sistema financiero.

Esta desaceleración de la licitación se ha acentuado en el caso de Andalucía, que cerró 2016 con un retroceso del 22,10% respecto a 2015, situándose la inversión pública promedio en 109,16 euros por habitante.

Ya en 2017, los datos provisionales del primer trimestre no anticipan un cambio de tendencia, sino que más bien confirman el empecinamiento en seguir ajustando el déficit por la vía de reducir el gasto público productivo. En este sentido, la licitación promovida por el conjunto del sector público, por importe de 2.029,87 millones de euros, representa un descenso del 4,9 por ciento con respecto a la registrada en el mismo período de 2016.

Por tanto, después de cuatro años de crecimiento del PIB a una tasa promedio superior al 2,6 por ciento, el segmento de la construcción vinculado a la inversión pública sigue sometido a un severo proceso de ajuste con el que se intenta ocultar los importantes desequilibrios estructurales que inciden sobre las cuentas públicas, y que ha merecido una seria llamada de atención por parte del Gobernador del Banco de España ante la evidencia de los riesgos que acumula el activo patrimonial más importante de un país, como son sus infraestructuras. Y es que la inversión programada ni siquiera cubre el grave deterioro que presentan, tanto por el uso como por su obsolescencia.

El actual Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, es consciente de que esta situación no puede prolongarse por más tiempo, y de ahí que haya avanzado la necesidad de alcanzar un Pacto de Estado con idea de captar recursos extrapresupuestarios con los que financiar actuaciones que son inaplazables, caso de la remodelación y mantenimiento de la red viaria de alta capacidad; la mejora de la calidad y seguridad de la red viaria convencional, así como la ejecución de nuevas actuaciones que mejoren la movilidad y la accesibilidad a las grandes áreas urbanas; el desarrollo de las áreas logísticas; la rehabilitación de los equipamientos y las operaciones de regeneración y renovación urbana, o la culminación de las vinculadas con el ciclo integral del agua y su depuración, entre otras, además de las consideradas como estratégicas por su vinculación con la red transeuropea de transporte de mercancías. Sin embargo, esta solución no puede plantearse con carácter general debido al elevado nivel de endeudamiento público, y los mayores costes que va a suponer su refinanciación ante una más que previsible elevación de los tipos de interés.

En contraposición, el subsector de la edificación residencial mantiene en este inicio de 2017 un ritmo creciente de la actividad en Andalucía, como confirman los indicadores de transacciones inmobiliarias, visados de proyectos, o el aumento del crédito con garantía hipotecaria. Una recuperación favorecida por determinados factores, como la estabilización de los precios de venta, o el aumento de la rentabilidad media de la vivienda en alquiler, y por un entorno de bajos tipos de interés. No obstante, se confirma su carácter selectivo y desigual, en el sentido de que está siendo más intensa en determinadas zonas o áreas menos dependientes de la demanda local, como son las ubicadas en el litoral. Así, de las 4.194 viviendas de nueva construcción vendidas en este primer trimestre, el 67,7 por ciento de las operaciones se han producido en las provincias de Almería, Cádiz y, sobre todo, Málaga. Francisco Carmona Castejón

Presidente de FADECO CONTRATISTAS