FADECO CONTRATISTAS considera claramente insuficientes las inversiones que se presupuestan para 2018

Notas de prensa

NOV
6
FADECO CONTRATISTAS considera  claramente insuficientes las inversiones que se presupuestan para 2018

FADECO CONTRATISTAS considera claramente insuficientes las inversiones que se presupuestan para 2018

El Presidente de FADECO CONTRATISTAS, Francisco Carmona, compareció el pasado 31 de octubre ante la Comisión de Hacienda y Administración Pública del Parlamento de Andalucía, para valorar los Presupuestos de Andalucía para 2018.

 

En su comparecencia el Presidente de FADECO CONTRATISTAS llamó la atención sobre las incertidumbres que rodean la formulación de los presupuestos, que constituyen un foco de inestabilidad potencial. Entre otras, citó la indeterminación del nuevo sistema de financiación autonómica, o la ausencia de presupuestos del Estado para 2018, que pueden condicionar a la baja las transferencias que debe recibir Andalucía, con el riesgo de que los ajustes vuelvan a recaer sobre el gasto de capital, reduciendo las inversiones en infraestructuras y equipamientos que se presupuestan.

El Consejo de Gobierno ha vuelto a insistir en su voluntad inequívoca de reorientar la composición del gasto público, declaración que deja entrever un reconocimiento implícito de que ha llegado el momento de incrementar la inversión. Sin embargo, la realidad es que el crecimiento del gasto que se prevé destinar a dicho capítulo en 2018 se sitúa por debajo del crecimiento promedio previsto para el conjunto de la economía, lo que aleja la recuperación de los déficits en inversión acumulados en estos años.  Así, y a título ejemplificativo, el Presidente de FADECO CONTRATISTAS señaló que la licitación en Andalucía  alcanzó a finales de 2016 una cifra equivalente al 13,2 por ciento de la registrada en 2008, e inferior un 27,9 por ciento frente a la promovida en 2015. Y aunque todo apunta que a finales de 2017 se alcanzará un volumen análogo a la de 2015, aún así sería un 42,5 por ciento inferior a la de 2014, e incluso un 29,5 por ciento menor a la registrada en 2011, un ejercicio que desde la óptica presupuestaria se caracterizó por fuertes ajustes a la baja de la inversión pública.

En su comparecencia Francisco Carmona expuso que la credibilidad y confianza de una norma presupuestaria se sustenta básicamente en su grado de ejecución, que al fin y al cabo determina el acierto de sus previsiones, para lo cual es determinante una gestión eficiente. En este sentido, el proyecto de presupuestos no contiene ninguna medida tendente a corregir las salvedades que la Cámara de Cuentas viene reiterando en los informes que acompaña a las liquidaciones presupuestarias, a las que achaca ciertas “debilidades” que afectan a la metodología empleada para su formulación. Entre otras, alude a una deficiente enunciación y seguimiento de los distintos programas presupuestarios, circunstancia que hace de éstos unos instrumentos poco útiles para el diseño y definición de las políticas presupuestarias desde el punto de vista funcional.

Finalmente, hizo referencia al mensaje que vienen lanzando los principales organismos internacionales, caso de la OCDE, el FMI o la propia Comisión Europea, sobre la necesidad de elevar la inversión pública para apuntalar el actual ciclo de crecimiento de la economía, estimando como adecuada una cifra promedio en el entorno del 4 por ciento del PIB para aquellos países y regiones que, caso de España y Andalucía, todavía no han alcanzado un nivel óptimo de infraestructuras capaz de generar más tejido productivo a medio y largo plazo. Entre las carencias citó los déficits en accesibilidad, conectividad y movilidad en los núcleos urbanos y áreas metropolitanas, que está provocando un alarmante incremento de la emisión de Co2; o los asociados con la depuración de las aguas residuales, el mantenimiento y conservación de las infraestructuras viarias, tanto convencionales como de gran capacidad, a las que se destina la mitad que el gasto promedio del conjunto de países de la UE, o los déficits en inversiones vinculadas con la regeneración ambiental, el tratamiento de residuos y la implementación de la llamada “economía circular”,